JUNIORATO
“P. JOAQUÍN HEREU”

Nuestra Viceprovincia recuerda con admiración y agradecimiento al P. JOAQUÍN HEREU, auténtico ejemplo de dedicación a la Pastoral Vocacional, enamorado como estaba de Calasanz y de los jóvenes.

FORMACIÓN DEL JUNIOR ESCOLAPIO

Una vez terminado el Noviciado, nuestros profesos de votos simples pasan a residir en Tijuana, en el JUNIORATO “P. JOAQUÍN HEREU”, donde viven en comunidad junto con los juniores ya residentes, los religiosos profesos de Votos solemnes y los Padres formadores.

 

 

 

  De acuerdo con la normativa canónica, los neo-profesos inician sus estudios filosóficos, que cursarán por cuatro años. Durante esta etapa se suele llamarlos juniores de Filosofía o filósofos.

Luego, el seminarista -o junior como le llamamos-, inicia sus estudios en Teología, por otros cuatro años más, por lo cual muchas veces recibe el nombre de teólogo o junior de Teología.

 

Se entiende por Juniorato el periodo formativo durante el cual los candidatos, ya profesos, en una Casa de formación legítimamente designada, maduran su vocación y cursan los estudios, sobre todo filosóficos y teológicos. Este periodo formativo está constituido en dos fases en referencia a la opción vocacional definitiva: fase primera, más lejana a la Profesión Solemne y centrada en la renovación anual de los votos; y fase segunda, o próxima a la Profesión Solemne, centrada en la maduración de una opción religiosa de por vida, acompañada normalmente por los estudios teológicos. (FEDE 47)

La duración del Juniorato es de seis años, que pueden prolongarse hasta nueve, como máximo, por la conveniencia de alargar el tiempo de profesión simple, o la necesidad de completar los estudios eclesiásticos, o haber interrumpido el curriculum formativo con experiencias especiales fuera de la Casa de formación. Por consiguiente, siguen en periodo de formación inicial tanto el profeso de votos simples que ha concluido los estudios eclesiásticos, como el profeso de votos solemnes que todavía no haya terminado dichos estudios. (FEDE 48)

Los juniores escolapios de las Californias realizan sus estudios en Filosofía y en Teología en el Seminario Archidiocesano de la ciudad de Tijuana, que otorga el grado de Licenciado en Ciencias Religiosas, reconocido por la Iglesia y la Secretaría de Educación de México.

 

  Durante los años de Votos temporales, nuestros juniores son acompañados por el Maestro de Juniores, actualmente el P. JOSÉ SOSA, en la profundización del conocimiento personal y en el conocimiento del compromiso que asumen como personas consagradas.

 

Independientemente de los estudios de Filosofía y Teología, nuestros juniores reciben una formación específicamente escolapia, de la mano del P. Maestro y de los demás Padres y religiosos con profesión solemne, con quienes integran la Comunidad formativa P. Joaquín Hereu.

La Parroquia de Nuestra Señora de Fátima, que tenemos confiada, facilita a nuestros seminaristas preciosas oportunidades de apostolado infantil, juvenil y familiar, en un ambiente eminentemente pobre. Los juniores continúan entonces, el proceso de formación carismática, ya iniciada en el Prenoviciado y continuada en el Noviciado, participando activamente en la Misión de los Escolapios de las Californias.

Nuestros juniores prestan servicios pastorales en la Catequesis, como maestros en la Escuela de Tareas “Calasanz”, acompañando a los jóvenes del Movimiento Calasanz de Tijuana y a los grupos misioneros, realizando promoción vocacional, organizando los Veranos Felices, actividades de educación recreativa para niños y adolescentes, y formando como Educadores de Tiempo Libre a los jóvenes Tíos de Veranos Felices, y acompañando el proceso de crecimiento humano y educativo de los niños y adolescentes de nuestros Hogares Calasanz de Tijuana (HOCATI).

LA RENOVACIÓN ANUAL DE VOTOS

Cada año, los juniores renuevan sus Votos temporales.

 

Renovación de votos de los juniores Denis López,
Fernando García y Federico Castillo.

 

Antes de la renovación anual de Votos, el CONSEJO DE FORMADORES de la Viceprovincia se reúne para discernir la conveniencia o no de renovar los votos. En esta evaluación se tienen presentes el informe del Equipo de Formadores, la auto-evaluación de cada uno de los muchachos, las motivaciones que presentan al solicitar la renovación de votos, la opinión del Consejo, a base de una votación secreta.

El mismo P. Viceprovincial es quien les comunica el resultado, personalmente y por escrito a cada uno, dándoles a conocer para su mejora, las observaciones que se han hecho respecto a cada uno, del proceso que van siguiendo.

EXPERIENCIA PASTORAL EN EL EXTERIOR

Al terminar los estudios filosóficos o al poco de iniciar los teológicos, nuestros juniores realizan un año de experiencia pastoral y comunitaria en una Demarcación vecina, para que puedan tener un conocimiento más directo y amplio de la misión escolapia en el campo de la educación formal, así como para tener contacto con otras realidades y culturas.

 

Federico Castillo con alumnos de 5° grado del
Colegio Calasanz de Sto. Domingo en Rep. Dominicana.

 

Por acuerdo entre los respectivos Superiores Mayores, nuestros juniores han podido vivir esta experiencia en las demarcaciones de Venezuela, México, Colombia, Ecuador y Centroamérica - Rep. Dominicana.

El resultado ha sido considerado muy beneficioso, tanto por los jóvenes participantes como por las sucesivas Congregaciones viceprovinciales y los respectivos Consejos de Formadores.

LA CONSAGRACIÓN SACERDOTAL

Cuando el Profeso de Votos solemnes culmina sus estudios de Teología, la Congregación Viceprovincial junto al Consejo de Formadores y al propio profeso, evalúan cuándo consideran propicio que el Hermano se consagre con el Ministerio sacerdotal.

 

Ordenación sacerdotal de Daniel Velázquez:
P. Jaume Pallarolas (Provincial de Catalunya), el neosacerdote,
Mons. Óscar Solís (Obispo auxiliar de Los Ángeles)
y P. Miguel Mascorro (Viceprovincial de las Californias).

 

En función de esta apreciación, se definirá primero la ordenación diaconal y, pasado un cierto período como diácono, finalmente el joven recibirá su consagración sacerdotal, convirtiéndose así en Padre escolapio.

FORMACIÓN PERMANENTE

Ya durante los estudios teológicos nuestros juniores asisten a cursos de capacitación profesional o técnica o humana, para adquirir conocimientos que les ayuden a mejorar su desempeño en nuestra misión.

 

Roma, marzo de 2011, Curso Calasancio para Formadores. Primero al fondo, sentado a la derecha, P. José Sosa, rector de la Comunidad Hereu y maestro de juniores.

  Una vez graduados en Ciencias Religiosas, la mayoría de los Padres de reciente consagración, eligen continuar estudios universitarios en educación, psicología, pedagogía o psico-pedagogía. Otros prefieren profundizar en estudios técnicos.

Más allá de los títulos, los Padres escolapios continúan a lo largo de toda su vida capacitándose en diversas áreas y profundizando su formación en el carisma calasancio.                
LA HISTORIA DEL JUNIORATO

Retrato del P. Joaquín Hereu.

  Nuestra Viceprovincia recuerda con admiración y agradecimiento al P. JOAQUÍN HEREU, auténtico ejemplo de dedicación a la Pastoral Vocacional, enamorado como estaba de Calasanz y de los jóvenes.
Él es y seguirá siendo el modelo del escolapio fecundo, del sembrador esperanzado e incansable. Desde el Cielo se alegra ahora de los frutos de su labor.
Todos nos sentimos motivados por su ejemplo y obligados a seguir sus huellas y a confiar en su intercesión.


 

Dados los problemas económicos y legales que suponía intentar mandar a nuestro juniores al Seminario de San Juan Evangelista de la Archidiócesis de Los Ángeles, en el año 1995, se vio la necesidad de crear un lugar donde pudieran residir los jóvenes profesos que acababan el Noviciado en México, a partir del curso 95-96. Diversas razones nos aconsejaron la ciudad de Tijuana, donde se nos había confiado la Parroquia de Nuestra Señora de Fátima desde unos años antes. El Sr. Obispo recibió muy cordialmente nuestra propuesta.

Se buscó un edificio cerca de la Parroquia y se adquirió el local de lo que había sido el Salón México, salón de baile y eventos. Una reestructuración del local nos permitió preparar el Juniorato con 16 habitaciones.

Al querer darle un nombre se pensó en el de “Beata Paula Montal”, con ocasión de su reciente Beatificación. Pero el fallecimiento del P. Joaquín Hereu, “Patriarca del Vicariato”, el día 21 de junio, nos decidió a imponer su nombre a una obra que tanto le debía. El 21 de agosto de 1995, se  inauguró oficialmente el Juniorato “P. Joaquín Hereu” con la presencia del P. Andreu Trilla, Provincial de Catalunya.

La necesidad de atender a nuestras vocaciones nos animó en el año 1997 a adquirir en la colonia Guajardo de la ciudad de Mexicali, una casa destinada a la formación de nuestros juniores filósofos, que tomó el nombre de Juniorato I “Beata –ahora Santa- Paula Montal”. En Tijuana, en el ahora Juniorato II, continuaron su formación los juniores teólogos.

De acuerdo y con el beneplácito del Sr. Obispo de Mexicali, nuestros juniores se matricularon desde el primer momento en el Seminario Diocesano para seguir los estudios filosóficos, con la ventaja de que aquel mismo año el Seminario de Mexicali había conseguido el título de Facultad de Filosofía reconocida por la Santa Sede y por la SEP, Secretaría de Educación Pública de México.

En el curso 2008-2009 nuestra casa de Mexicali dejó de ser sede del Juniorato I, por haber sido trasladados a la casa de Tijuana “P. Joaquín Hereu”, los dos juniores filósofos que quedaban estudiando en el Seminario Diocesano de Mexicali. El Seminario de Tijuana, validado también como Facultad reconocida por la Iglesia y por la SEP, les facilitó las convalidaciones posibles para no perder los estudios realizados en Mexicali, de cara a la consecución del Título de Filosofía.

 

 

 

JUNIORATO
“P. JOAQUÍN HEREU”

P. HILARIO FLORES
Maestro de Juniores


Avenida Veracruz, 3292
Colonia México
22150
TIJUANA, B.C.
México

Tel.: + 52 -664- 634.56.05
Fax: + 52 -664- 421.00.26

E-mail: juniorato@escolapios.us

FOTOS 

ASPECTOS FORMALES

Consejo de Formadores

La Viceprovincia cuenta con un órgano colegial que ha ayudado mucho en su pastoral vocacional y en el seguimiento personalizado de cada candidato. Es el Consejo de Formadores, en el que se encuentran mensualmente la Congregación Viceprovincial y todos los religiosos que configuran las comunidades de las Casas de Formación. En este foro se tratan todas las cuestiones referentes a la formación, tanto las de carácter general como las referentes a cada uno de los formandos.
A finales de mayo o principios de junio se tiene cada año una sesión especial del Consejo, que acostumbra a durar dos días, dedicada a la evaluación de cuantos desean ingresar en el Prenoviciado, o piden la experiencia del Noviciado y la Profesión temporal o han de renovar los Votos, consagrarse con la Profesión Solemne o solicitan las Órdenes Sagradas. Con detenimiento se estudian la autoevaluación escrita por el candidato, su petición razonada de cara al paso siguiente en su formación y el informe del Formador correspondiente, compartida con los demás miembros de la comunidad formadora.

 

F.E.D.E.

La Orden de las Escuelas Pías dispone de un Directorio de “Formación y Estudios del Escolapio” (FEDE), donde se detallan los objetivos, contenidos y metodología de las diversas etapas de formación, entre ellas, del Juniorato.
En su redacción se han tenido en cuento los documentos de la Iglesia sobre la formación de los sacerdotes y la normativa interna de las “Constituciones de la Orden” y de las “Reglas Comunes”, que recogen el espíritu del carisma de nuestro Fundador y el sentir de la Orden al respecto, en la actualidad.

 

Directorio de P.V. y Reglamentos

Además del FEDE y de las directrices marcadas por el Consejo de Formadores, la Viceprovincia tiene aprobados por la Congregación General de la Orden, el Directorio de la Pastoral Vocacional, la estructuración de las etapas de formación y los reglamentos del Pre-noviciado y del Juniorato. Estos documentos van adaptándose a la situación de la formación en cada momento.

ESTANCIAS EN EL EXTERIOR

Un tiempo antes de la Profesión Solemne se procura que los jóvenes teólogos pasen al menos un breve período en Peralta de la Sal (Aragón, España), cuna de nuestro fundador, S. J. de Calasanz, en Catalunya, nuestra Provincia madre, y en Roma, sede de la Curia General de la Orden, para que reciban una inyección de “Escuela Pía”, conociéndola “in situ” desde sus orígenes y abriendo sus sentidos al corazón de la Iglesia.

 

P. Pedro Lucía junto al sepulcro de Calasanz en San Pantaleo, en Roma.

 

Además, tanto los juniores teólogos como los profesos de Votos solemnes e incluso los ya Padres escolapios, tienen estancias en el exterior para participar en cursos de capacitación de diversa índole.

© Padres Escolapios / Piarist Fathers: Viceprovincia de las Californias.